Ral Escandar, moderador de la lista de distribución argentina sobre información en biomedicina Bibliomed

ENTREVISTA

 


Raúl Escandar, moderador de la lista de distribución argentina sobre información en biomedicina, Bibliomed



Raúl Escandar, moderator of the Argentine distribution list on information in biomedicine, Bibliomed




Julio Díaz Jatuf,I Mariana SabugueiroII

I Director de la Biblioteca Círculo Argentino de Odontología. Argentina.
II Bibliotecaria de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UBA). Argentina.

 






La información es un recurso completamente imprescindible en los procesos de toma de decisiones en cualquier institución. En estos últimos años, con las nuevas tecnologías, las listas de distribución (listas de comunicación, listservs, etc.) son una valiosa y potente herramienta como forma de comunicación interpersonal en internet, las cuales pueden ser abiertas (cualquier persona se puede inscribir en ella) o cerradas (se pueden inscribir solo aquellas personas que cumplan determinados requisitos). También pueden ser: administradas, en las que una persona es solo responsable del buen funcionamiento de la lista, o moderadas, donde un responsable hace que la lista funcione correctamente y además hace otras tareas, entre ellas filtrar mensajes innecesarios. La labor del moderador es fundamental para que la lista tenga calidad.

Las características de la lista de distribución argentina Bibliomed (Bibliotecas Médicas) son las siguientes: se trata de una lista cerrada al ámbito de bibliotecas de ciencias de la salud. Funciona desde 1999 y pertenece a la Asociación de Bibliotecas Biomédicas Argentina (ABBA), institución que funciona en el ámbito de la Sociedad Argentina de Información. Las disciplinas que abarca son: información en ciencias de la salud, biomedicina, veterinaria, psicología, etc.1 El ámbito geográfico que cubre es primordialmente el de Argentina, pero el uso y la demanda la han abierto a otros países, principalmente de habla castellana. A continuación se transcribe una entrevista realizada a Raúl Escandar, bibliotecario, periodista, estudiante de la Maestría en comunicación política por la Universidad Nacional de La Plata y moderador de la misma institución. Esta entrevista surge como una necesidad de responder a interrogantes planteadas por los entrevistadores durante los diversos estudios realizados a esta lista de distribución2-5 y como una forma de preservar la memoria de quien trabaja detrás de ella.


¿Cuál fue el comienzo de la lista de distribución Bibliomed?

La Asociación de Bibliotecas Biomédicas Argentinas (ABBA) necesitaba reposicionarse en relación con los servicios que siempre ha brindado (Ej: el catálogo colectivo de publicaciones biomédicas, boletines, cursos, charlas preparadas para sus miembros, etc.). Las tecnologías de ese momento ofrecían esa valiosa oportunidad para activarla: la posibilidad de hacer una lista temática que planteara problemas comunes; para esto se convocó en un primer momento a 15 bibliotecas de Buenos Aires que tenían correo electrónico y una gran necesidad de comunicarse entre ellas, especialmente por el tema de los costos de las suscripciones de publicaciones periódicas internacionales médicas y por los requerimientos de los usuarios. Esos fueron los primeros pasos.

Es una red que no tuvo ni tiene patrocinador oficial o comercial alguno; surgió como una propuesta institucional en donde recae en la SAI (Sociedad Argentina de la Información) la moderación de esta, casa que le ofrece respaldo y tecnología para poder desarrollar sus propósitos.


¿En qué contexto surge la lista en Argentina comparándola con otras listas mundiales de la misma temática?

En ese momento se desconocían a ciencia cierta otras listas temáticas sobre información en biomedicina por ser muy locales. Pero con el tiempo descubrimos que, al igual que Bibliomed, en Estados Unidos había surgido en 1992 MEDLIB, en España Bib-Med en 1995, y en Argentina Bibliomed da sus primeros pasos el 15 de marzo de 1999. Tenemos que recordar que la primera lista de profesionales bibliotecarios argentinos es UNIRED, que comenzó en 1989, y luego la de la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA) en 1998. Bibliomed surgió dentro del concierto de las demás listas.


¿Cuáles fueron los mecanismos que se tuvieron que activar (personales e instrumentales) para poner en funcionamiento dicha lista?

En ese momento no se quería utilizar tecnología gratuita por su inestabilidad. Era muy fácil establecer una lista con servidores Yahoo. Se utilizó el servidor de la empresa Fibertel, de banda ancha, que ya era utilizada por la SAI, institución huésped de la ABBA. Se usó el servidor de la SAI. Se mandaron invitaciones a otras bibliotecas. La lista siempre se sustentó con mensajes verdaderos, es decir, no se incentivó la lista con mensajes superfluos. Se planificó que en el futuro los suscriptores se captarían a través de la página virtual institucional de ABBA. La promoción para nuevos suscriptores se hizo a través de los siguientes medios:

1. Invitaciones impresas (gráfica) enviadas a través del correo postal.

2. Invitaciones interprofesionales gracias a la divulgación entre colegas.

3. Invitaciones por correo electrónico.

4. Actualmente se hace a través de la página de la lista.

Uno de los problemas que se tuvo fue que Fibertel en ese entonces no tenía protección contra virus y en 2001 y 2003, por la entrada de un virus, se colapsó el sistema de correo electrónico. Hoy hay mejores herramientas para afrontar dicha situación. Hemos pasado por todo tipo de problemas: virus, cambio de servidores, adecuación a nuevos sistemas operativos, baja de tensión de luz, etc.

¿Cómo se han solucionado los problemas antes mencionados?

Mejoró mucho el servicio de la empresa contratada: protección contra virus, ampliación de la capacidad 512 Kb a 1 Mb y actualmente se controlan los mensajes a través del antivirus del sistema de Google Groups.

Según su criterio ¿cuáles son las funciones de un moderador de lista sobre información biomédica?

Aquí quiero detallar cualidades del moderador: gran capacidad de servicio, gran respeto por el trabajo de las bibliotecas y haber trabajado en una de ellas para comprender los intereses y el tiempo que necesitan los profesionales para la localización de la información.

Entre las funciones que debiera tener, quiero detallar las siguientes: controlar el flujo de circulación, revisar que las consultas hechas a través de la lista tengan respuesta, no emitir mensajes inadecuados (o repetidos), impulsar temas de debate, organizar las intervenciones. Siempre he tratado de moderar la lista y no de gestionarla solamente.

¿Cómo son sus tiempos de trabajo como moderador para que la lista funcione correctamente?

Al comienzo llevaba más tiempo que ahora, pues actualmente se cuenta con más herramientas que ayudan a administrar, llevar un control y obtener estadísticas de los mensajes. A partir de diciembre 2005 se decidió el uso del sistema que ofrece Google Groups para gestionar el intercambio.

Uno de los objetivos de la lista, que se encuentran en la página, dice: «intentar mantener un contacto permanente entre los bibliotecarios argentinos dedicados a la biomedicina y cooperar con el quehacer diario de los mismos». ¿Se cumplen?

Sí, lo que sucede es que ahora también se han incorporado profesionales de la información de otros países y de otras disciplinas relacionadas con la biomedicina; es decir, que la lista no solo está conformada por argentinos.


¿Qué tipos de temas se tratan y se debaten en Bibliomed?

Bueno, creo que para ello es mejor repasar los trabajos presentados por ustedes dos,2-5 quienes me están haciendo esta entrevista, y también sería una buena tarea que actualicen esas investigaciones. Estoy casi seguro usando vuestra tabulación de mensajes que el ítem «solicitud de información» (es decir, el pedido y envío de artículos o documentos) impresos o en línea es el de mayor movimiento de la lista.

¿Cuántos suscriptores posee la lista actualmente y cómo es el mecanismo de incorporación de nuevos miembros?

Es exponencial. Como ya he dicho, comenzamos con 15 bibliotecas hasta llegar a tener hoy unas 167 de los siguientes países además de Argentina: España, Reino Unido, Uruguay, Brasil, Colombia, Perú, Cuba, Costa Rica, Chile, Suiza, Estados Unidos y Paraguay. No obstante, hubo diez bibliotecas que habría que añadir a la última cifra, pero que por diferentes razones dejaron de participar.

¿Qué significa cumplir «10 años de permanencia en la red»?

Realmente no lo podemos creer. Mantenerse en el tiempo con un servicio gratuito sin un patrocinador es algo increíble y más en un país como Argentina. Pero el logro pertenece también a las bibliotecas que, con su adhesión, han hecho posible esta unión fortaleciendo el vínculo entre ellas.6

¿Cuál es el futuro de Bibliomed?

Para responder a esto recurriré a la literatura científica para decir que, según Nagel,7 hemos llegado al sexto grado de su famoso ciclo: la «madurez», con todo lo que ello implica. Son cada vez más los profesionales de la información que participan en la lista y, recordando que la tecnología es un facilitador de la información pero no una solución, las bibliotecas tendremos que seguir haciendo nuestros desarrollos de colección y compartiendo recursos en beneficio de nuestros usuarios.

Muchas gracias.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Asociación de Bibliotecas Biomédicas Argentina [Internet]. Buenos Aires: Sociedad Argentina de Información; c1997-2010. Bibliomed: la red de bibliotecas biomédicas argentina; 2007 [consultado: 27 de julio de 2011]. Disponible en: http://www.sai.com.ar/abba

2. Díaz Jatuf J, Sabugueiro M. Análisis exploratorio estadístico de los mensajes distribuidos en la lista sobre información biomédica Bibliomed: período enero-diciembre 2002. Rev Argent Doc Bioméd. 2004;1(1):5-11 [consultado: 27 de julio de 2011]. Disponible en: http://eprints.rclis.org/bitstream/10760/15267/1/Art%20BiblioMed%20publicado%20en%20RADB.pdf

3. Díaz Jatuf J, Sabugueiro M. Análisis estadístico de los mensajes distribuidos en la lista sobre información biomédica BIBLIOMED: 2002-2003. Disponible en: http://eprints.rclis.org/18977/ [Consultado: 27 de julio de 2011]

4. Díaz Jatuf J, Sabugueiro M. Estudio descriptivo de la lista de distribución Bibliomed de la red de la Asociación de Bibliotecas Biomédicas Argentinas (ABBA). Buenos Aires: 2004;6-31 [consultado: 27 de julio de 2011]. Disponible en: http://eprints.rclis.org/18924/

5. Díaz Jatuf J, Sabugueiro M, De Corso SL. Análisis estadístico de la lista de distribución argentina especializada en información biomédica Bibliomed: 1994-2004 [consultado: 27 de julio de 2011]. Disponible en: http://eprints.rclis.org/19025/

6. Díaz Jatuf J, Sabugueiro M. Aniversario de la lista de distribución Bibliomed (Bibliotecas Médicas). Boletín del Centro de Estudios sobre Bibliotecología. 2010;72 [consultado: 27 de julio de 2011]. Disponible en: http://www.sai.com.ar/bibliotecologia/boletin/09/bie072.htm

7. Nagel K. The natural life cycle of mailing lists [Internet]. Disponible en: http://www.rider.edu/~suler/psycyber/lifelist.html (versión en español: Ciclo natural de las listas de distribución: http://the-geek.org/escepticos/199902/msg00667.html).




Recibido: 27 de junio de 2011.
Aprobado: 9 de julio de 2011.




Julio Díaz Jatuf
. Biblioteca Círculo Argentino, de Odontología. Argentina. Correo electrónico: juliodj@cao.org.ar



Copyright (c) 2015 Julio Díaz Jatuf, Mariana Sabugueiro

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.